ENVÍOS GRATIS EN COMPRAS SUPERIORES A $10

¿Cómo preparar un buen café en casa?

No hay nada como ese momento de paz cuando te encuentras desayunando y disfrutas del aroma del café, es uno de los grandes placeres de la vida ¿Sabes cuáles son los mejores secretos para preparar un buen café? Te recomendamos algunos tips para que mejores la técnica. 

Existen muchas formas de preparar un café de calidad, dependiendo de las costumbres, de la cultura, de la cafetera que se utilice o de los gustos personales. Claro está que tener una buena cafetera es un primer paso importante, pero no es lo único a tener en cuenta. A continuación te presentamos nuestras recomendaciones para preparar un rico café en tu casa:


Café de calidad

Sin una buena materia prima es muy difícil conseguir una buena taza de café. Por eso es importante escoger un buen café, tanto si es en grano como molido. 

Existen diversas variedades de café que varían de acuerdo al gusto de cada consumidor.

En Toños Café Bakery te ofrecemos una gran variedad de cafés de acuerdo a tu preferencia. Podemos ofrecerte las siguientes opciones:


 

Coffee Bean

 

Coffee Capsules
 

 

 

Buena cafetera

La elección de la cafetera determina el resultado del café. Con una cafetera espresso se consigue un café intenso, con mucho cuerpo y crema. En cambio, con una cafetera de goteo, el café es limpio y de sabor suave. Por eso, dependiendo de tus preferencias, será mejor que optes por una espresso, una italiana o bien por una de prensa francesa o una de goteo. 


Es importante que sea cual sea la cafetera que dispongas en casa, conozcas su funcionamiento e indagues como sacarle el mayor provecho: la temperatura del agua, la molienda adecuada, su capacidad, si cuenta con accesorios, las diferentes funciones y el método de limpieza.


El grado de molienda

Usar café que esté recién molido produce un café más rico. Comprar un buen molino para tu casa posiblemente sea una de las cosas que más va a ayudar a mejorar tu café.  Pero si no tenés un molino de café en casa, asegurate que el café haya sido molido al momento en que lo compraste y que la molienda sea la adecuada para tu cafetera. El filtro tiene que estar en las mejores condiciones y bien limpio, ya que si no adulterará el sabor del café. 


Temperatura del agua

Uno de los trucos que más destacan los baristas sobre cómo hacer café en casa es controlar la temperatura del agua. En el caso que uses una cafetera manual o una cafetera de prensa francesa, debes saber que la temperatura ideal del agua para extraer toda la esencia del café es alrededor de los 92-93 ºC.

Si utilizas la cafetera italiana deberás calentar el agua hasta el punto de ebullición antes de colocar el embudo con el café molido y el cuerpo superior de la cafetera. De esta manera, el café no toma temperatura mientras se calienta el agua.

Si el agua que usas para preparar tu café no está bien caliente, no vas a poder disolver las partes del café que son solubles y por ende vas a terminar con cafés débiles o con poco sabor. 

Además, tienes que tratar de mantener la relación entre café y agua de 1 a 16 cuando preparas café (excepto si tenés una máquina de espresso). Si no tienes una balanza en tu cocina, puedes calcular que una cuchara de té bien llena tiene 10g de café y eso alcanza para preparar una taza mediana de la bebida.


Endulzante

El café de buena calidad no necesita ser bebido con azúcar. Los más puristas recomiendan tomarlo solo, pero es cierto que se puede acompañar sin problema con un poco de azúcar, edulcorante o el endulzante que prefieras. Recomendamos no excederse en cantidad para no perder el verdadero sabor del café.


Toma el café en el momento que lo preparas

El café debe ser bebido justo después de su preparación. No se debe re-calentar el café (se va a poner muy amargo), ni dejar en ningún tipo de recipiente que tenga calor o fuego.


Almacena el café en un lugar seco y fresco

Una vez abierto el paquete de café es importante conservarlo en buenas condiciones para que mantenga al máximo el sabor y aroma. Es conveniente cerrar bien el envase o bien colocar el café en un recipiente con cierre hermético y guardarlo en un lugar fresco y seco. Es un mito lo de guardar el café en la nevera, no lo hagas, ya que se expone a la humedad y puede estropear el tostado.


La tarea de preparar café en casa puede tornarse divertida y hasta puedes convertirte en héroe para tu familia o tus invitados, siendo un excelente anfitrión. Esperamos que estos consejos sean de utilidad para tu día a día. Una vez que empieces a experimentar los diferentes trucos con el paso del tiempo vas a poder ir ajustando los pasos de acuerdo a tus preferencias.



 ¡Buen provecho!

Search