ENVÍOS GRATIS EN COMPRAS SUPERIORES A $10

La historia del café Geisha

El café Geisha, una variedad del café arábico, fue descubierto en los años 30 en las montañas de un pueblo llamado Geisha, al sureste de Etiopía.  Llega a las fincas panameñas a mediados de los años 60. 

Sus árboles son característicos ya que crecen alto y se pueden distinguir de los demás por sus hermosas hojas alargadas. A mayor altura de cultivo, la calidad de este café se mejora drásticamente.

Panamá concentra la producción de Geisha en la provincia de Chiriquí, este café se convirtió en uno de los más buscados en el mundo y es exportado a todos los países latinoamericanos; Europa y Asia, sin importar que su producción sea pequeña. Su calidad se debe al suelo rico en minerales y un clima específico en las tierras altas. En este caso, el mejor clima para cultivarlo es cuando hay lluvias constantes. Esto hace que el café Geisha tenga una maduración más lenta y se puedan desarrollar mucho más sus características de sabor y dulzor.


Una de sus principales características es su sabor inigualable. Dependiendo del lugar exacto donde se cultiven los granos y los métodos con los que se han procesado. 


El Café Geisha es una de las variedades más exclusivas entre los amantes del café a nivel mundial. 


Y tú, ¿también eres fan del café Geisha?

Search